El inicio de una nueva rutina: vivir sin beber alcohol

La tradición dice que el nuevo año empieza el día 1 de enero (aunque astronómicamente sea el 25 de diciembre), pero muchas personas sentimos que el auténtico comienzo es a la vuelta de las vacaciones de verano.

Descargar el cansancio acumulado durante el año, recargar las pilas a orillas del mar, en la cima de una montaña o en mitad de la nada. Y empezar la rutina con buen pie.

A pesar del transitorio bajón conocido como depresión postvacacional, septiembre, y no enero, es el mes más indicado para empezar el año. En otras palabras, para fijarse nuevos objetivos vitales y estar más a gusto con la vida.

Por loco que parezca, uno de esos objetivos es llevar una vida sin alcohol, y sin todo lo que su consumo (sobre todo excesivo) conlleva.

¿Es posible vivir sin alcohol?

La respuesta es clara: es perfectamente posible vivir sin alcohol, pues es una sustancia que el cuerpo no necesita para nada.

Otra cosa, que también está clara, es el componente social que rodea al consumo de alcohol: salir de fiesta con los amigos, el partido del fin de semana, fechas especiales en el calendario y tantas situaciones que creemos imposibles sin una copa en la mano.

La relación ocio-alcohol está muy arraigada en nuestra sociedad, tanto que aún se consideran “bichos raros” a las personas que no lo consumen solo por convicción. Sin embargo, serían muchos más quienes decidirían vivir sin beber alcohol si supieran todos los beneficios que tiene no tomarlo.

Y no nos referimos solo a no sufrir la resaca del clásico “Ya no bebo más…”, sino a todos los beneficios que tiene dejar el consumo de alcohol.

Los beneficios de dejar el alcohol

Eso de que una copita al día es alegría no es verdad: no hay cantidad de alcohol que sea beneficiosa para la salud.

Lo que sí es bueno, en cambio, son algunas sustancias presentes en las bebidas tradicionalmente alcohólicas, como los polifenoles de la uva con la que se hace el vino. Por ejemplo, el vino sin alcohol o la cerveza sin alcohol son mucho más sanos, ya que sus beneficios no se “contrarrestan” por la presencia de alcohol etílico.

¿Estás pensando en volver a la rutina por la puerta grande dejando de beber alcohol?

Entonces, atento a todos los beneficios que tiene.

Dejar el alcohol hace que bajes de peso

El primer beneficio de dejar el alcohol es la bajada de peso. ¿Por qué? Porque el alcohol está lleno de calorías vacías, y es una sustancia que desequilibra el metabolismo.

Y si a eso le sumamos las calorías que tienen los aperitivos o snacks que muchas veces se toman para acompañar la copita…

Sin alcohol tu sistema inmune será más fuerte

El alcohol afecta al sistema inmunológico del organismo dificultando la producción de glóbulos blancos. Traducción: el cuerpo es más vulnerable a las enfermedades causadas por gérmenes.

Por ello, dejar de beber alcohol es una forma de reducir las probabilidades de sufrir un resfriado, una gripe o cualquier otra afección similar.

No tomar alcohol reduce el riesgo de padecer cáncer

El hígado debe trabajar en exceso para eliminar las toxinas ingeridas al tomar bebidas con alcohol, por lo que el cuerpo se vuelve más vulnerable a ciertos tipos de cáncer, como el de esófago, hígado y colon.

Tu piel tendrá mejor aspecto si dejas de beber alcohol

Como buen desinfectante, el alcohol deshidrata el cuerpo, piel incluida. De ahí que el consumo excesivo de alcohol pueda provocar complicaciones cutáneas como psoriasis, piel flácida o descamación en algunas partes del cuerpo.

Disfrutarás de mayor salud mental

Otro beneficio de dejar de tomar alcohol es la mejoría de la salud mental. Y es que, a largo plazo, la ingesta de alcohol suele estar asociada con diferentes trastornos mentales, como la depresión, el desorden bipolar o incluso la esquizofrenia.

No tomar alcohol equivale a una mayor calidad de vida

Este beneficio de dejar el alcohol resume los anteriores: renunciar al alcohol significa disfrutar de una mayor calidad de vida, al tener más salud física y mental.

Súmate a la vida sin alcohol

En NOA Drinks somos unos apasionados de la vida sana. Eso fue lo que nos llevó a buscar las mejores marcas de bebidas sin alcohol del mercado, para ofrecérselas a todos aquellos que deciden llevar una vida sin alcohol pero igual de divertida.

Con todos los beneficios de dejar el alcohol que hemos visto, y aprovechando que estás descansado física y mentalmente tras las vacaciones…

¿No crees que ahora es cuando más fuerzas tienes para empezar una nueva vida sin alcohol?

No esperes a Navidad.

Súmate a la vida sana hoy mismo.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.